Saikō no Shiuchi (最高の仕打ち) - Katahira Rina (片平里菜) [03.02.2016]

por - 19:15


¡Hola a todos otro día más y otro año más! Antes de seguir quiero felicitaros este nuevo año, así que ¡Feliz 2019! Espero que este nuevo añito os sea igual o más bueno que el anterior y que si seguís por aquí nos esperen muy buenas canciones con las que disfrutar, sentir y recordar. ¡Feliz año nuevo!

2019, nuevo año, nuevos propósitos, nuevas energías, nuevas ganas, nuevas ilusiones y nuevas entradas, ¡como la de hoy! En 2018 Hanaoka Natsumi fue la artista que cerró el bloque de opiniones pendientes y con el que prometí volver en empezar el año, ¡y aquí estoy! Hoy me acompaña para abrir este 2019 Katahira Rina, una artista a la que no logré pillarle el punto hasta pasado un tiempo, mas una vez se lo pillas todo se vuelve maravilloso, de verdad. Así que por puro destino ella es la nueva artista pendiente de mi lista y para qué esperar más, cuanto antes mejor y cuanto antes me vuelva a empapar de su música mejor también. 

Saikō no Shiuchi (最高の仕打ち) es el título del segundo largo que lanzó por el ya muy lejano 2016, el 03 de febrero para concretar más. Este segundo álbum de la artista fue el segundo lanzamiento que llevó a cabo durante el 2016, lanzando antes su sexto single y el cual comenté aquí; aún así, este lanzamiento no fue el último que hizo durante aquel año, pues un nuevo single lo cerraría. En 2017 disfrutamos de un nuevo álbum, un single, un single digital y un DVD/BD. Y en 2018 sólo vio la luz su primer best, titulado fragment, siendo éste su último lanzamiento hasta la fecha, así que veremos qué nos espera en este 2019 con esta genial artista.

Creo que ya he hablado suficiente en esta introducción, pero antes de dar paso a la información del álbum me gustaría comentar aquí que este largo es especial porque en él varios grupos y artistas participaron para su composición y arreglos, dando lugar a un álbum interesante cuanto menos. Mas no me lío más, por lo que os dejo con la información y luego con mi opinión. 

Información sobre el álbum: 

Saikō no Shiuchi (最高の仕打ち) se lanzó a la venta en dos ediciones difentes, la edición regular, compuesta por CD, y la edición limitada, compuesta por 2CD+DVD. En ambas ediciones el CD está compuesto por las mismas pistas, conteniendo 14 canciones en total en ellos. 

01. Edición regular (PCCA-04340)


01. Kono Sora wo Jōzu ni Tobu ni wa (この空を上手に飛ぶには), Izawa Ichiyō (伊澤一葉) 
02. Daremo ga (誰もが)
03. Party, SCANDAL
04. Dare ni Datte Cinderella Story (誰にだってシンデレラストーリー)
05. Love Takes Time, Mito (Clammbon) (ミト (クラムボン)
06. Anokoro, Watashitachi wa (あの頃、わたしたちは)
07. Fune Kogu Hito (舟漕ぐ人), Sunaga Kazuhiro (須長和広)
08. Starter (スターター), Ishizaki Hikari (石崎光)
09. Otona ni Narenakute (大人になれなくて), cinema staff
10. Kono Namida wo Shiranai (この涙を知らない), Shimada Masanori (島田昌典)
11. BAD GIRL, Kameda Seiji (亀田誠治)
12. Kemutai (煙たい), Ishizaki Hikari (石崎光)
13. Saikō no Shiuchi (最高の仕打ち), Anno Yuta (安野勇太) (HAWAIIAN6, The Yasuno N°5 Group)
14. Sonna Fū ni Aisuru Koto ga Dekiru? (そんなふうに愛することができる?), Babi
02. Edición limitada (PCCA-04339)


-CD 1-
01. Kono Sora wo Jōzu ni Tobu ni wa (この空を上手に飛ぶには), Izawa Ichiyō (伊澤一葉) 
02. Daremo ga (誰もが)
03. Party, SCANDAL
04. Dare ni Datte Cinderella Story (誰にだってシンデレラストーリー)
05. Love Takes Time, Mito (Clammbon) (ミト (クラムボン)
06. Anokoro, Watashitachi wa (あの頃、わたしたちは)
07. Fune Kogu Hito (舟漕ぐ人), Sunaga Kazuhiro (須長和広)
08. Starter (スターター), Ishizaki Hikari (石崎光)
09. Otona ni Narenakute (大人になれなくて), cinema staff
10. Kono Namida wo Shiranai (この涙を知らない), Shimada Masanori (島田昌典)
11. BAD GIRL, Kameda Seiji (亀田誠治)
12. Kemutai (煙たい), Ishizaki Hikari (石崎光)
13. Saikō no Shiuchi (最高の仕打ち), Anno Yuta (安野勇太) (HAWAIIAN6, The Yasuno N°5 Group)
14. Sonna Fū ni Aisuru Koto ga Dekiru? (そんなふうに愛することができる?), Babi

-CD2-
 01. Katahira Rina Original Radio CD (片平里菜オリジナルラジオCD)

-DVD-
01. Hikigatari One Man TourSaikō no Shiuchi@2015.07.12 Fukuoka Sumiyoshi Jinja Nōgaku-dono Live Video (弾き語りワンマンツアー「最高の仕打ち」@2015.07.12福岡 住吉神社能楽殿 ライブ映像)
Esta vez os dejo con el vídeo promocional del álbum, donde podéis escuchar un poco de algunas de las canciones que la componen y así os abro el apetito para escuchar más de Katahira Rina.
Además, os dejo aquí con el enlace a Spotify, donde podéis reproducir el álbum de forma legal para apoyar también a la cantante, por si os ha gustado y queréis darle la oportunidad.


Y con esto, pasamos ahora a mi opinión personal del álbum.

Opinión personal: 

Ya estoy más que lista para comentar este segundo álbum de Katahira Rina y el primero que comento en el blog, todo sea dicho. Un lanzamiento al que ya le tenía ganas por lo que no voy a retrasar ni un segundo más el momento de empezar a comentarlo. ¡Vamos allá!

01. Kono Sora wo Jōzu ni Tobu ni wa (この空を上手に飛ぶには), Izawa Ichiyō (伊澤一葉)

El segundo largo de Rina se abre con esta baladita que no llega ni a los dos minutos, una pista sencilla, sin grandes añadidos y en la que la voz de la artista es el instrumento más importante de la composición.

Rina interpreta muy bien en una canción que sirve mucho para abrir el apetito, para dejarte con ganas de muchísimo más. Su voz suena suave, dulce e intensa a la vez, consiguiendo que de forma sutil entre en ti y que junto a ese piano y posterior guitarra esta pista inicial te deje con ganas de muchísimo más, de querer seguir impregnándote de su voz y de los sentimientos que es capaz de transmitir con su interpretación y con el acompañamiento que le sigue en todas y en cada una de sus canciones. 

Un muy buen inicio en el que sólo quiero más y más.

02. Daremo ga (誰もが) 


Y casi siguiendo la misma estela conceptual, el cuarto single de la artista, una guitarra, un piano y la voz de Katahira Rina son los protagonistas de abrir este Daremo ga, una pista que parece que sigue el mismo hilo compositivo que la anterior, pues la potencia interpretativa y el acompañamiento instrumental no rompen demasiado con lo escuchado con anterioridad, mas el estribillo es quien da el aviso de que no nos encontramos en el mismo hilo, sino que vamos avanzando. 
Es cierto que si este tipo de lentitud inicial no te atrapa mucho escuchar que una segunda canción es bastante parecida en cuanto a concepto puede hacerte huir, pero es cuestión de esperar un poco y descubrir que su energía es diferente.

Daremo ga es una pista gradual, que va de menos a más sin romper demasiado con la energía de la propia canción, pues su primer estribillo rompe, pero sin querer sacarte demasiado de su esencia, para luego volver a la calma inicial que se ve rota por el estribillo, el cual cada vez se va alargando más hasta que la canción ya coge fuerza y dinamismo. Esto es lo que para mí le da toda la potencia a este Daremo ga: el dinamismo gradual. Por lo que sus cinco minutos y medio se pasan sin agotarte demasiado, que no rápidos, ojo, pero no se hacen densos ni pesados como para querer que la canción termine para poder pasar a otra cosa. Su hilo conductor está tan bien hilado que la pista va sucediéndose y me puedo dedicar a ella sin cansarme, sin notar que empiezo a rechazarla tras unas cuantas escuchas. 

Katahira Rina vuelve a estar maravillosa en una canción que no necesita de grandes decoraciones para sucederse y disfrutarse, algo que considero que es una habilidad de la artista ya que sus canciones me son puras, sinceras y verdaderas, cosa que agradezco muchísimo. Pero más allá de eso, también hay un buen trabajo compositivo e instrumental, sabiendo añadir en el momento justo sus complementos, como esos coros sutiles en algunos estribillos que no hacen más que sumar. Muy bien trabajado, sin duda.

03. Party, SCANDAL


¡Pero qué ganas le tenía a esta canción, de verdad lo digo! Y sí, SCANDAL tiene parte de culpa, pues me gusta mucho el grupo y quería ver cómo transmitían su energía a través de Katahira Rina... Y ha quedado genial, consiguiendo que Party sea una de mis canciones favoritas del álbum, aunque pueda sonar temprano el admitirlo.

La energía y fuerza que desprende esta canción me encanta, además de ponerme de muy buen humor, de cambiar mi energía de golpe, cosa que siempre se agradece cuando te topas ante una pista así. Y creo que ahí está la gracia de este Party, esa capacidad de cambiar mi estado una vez me sumerjo en él y me dejo llevar por completo en él.

Se nota el sello de SCANDAL en lo instrumental de la pista, por lo que se disfruta mucho las dos energías unidas en esta tercera canción. Katahira Rina y SCANDAL han sabido ligarse a la perfección y esta canción es mucho más que decente como para disfrutar mientras estoy haciendo algo y quiero motivarme o simplemente para dejarme llevar, sin más. Rina se adapta muy bien a este nuevo registro, que rompe con las dos canciones anteriores, y de nuevo sabe transmitir a la perfección la emoción de la canción.

Una canción entretenida, bien llevada y que sabe hacerse conmigo para pasármelo bien. Me gusta mucho el trabajo que aquí han hecho todas.

04. Dare ni Datte Cinderella Story (誰にだってシンデレラストーリー)


Pasamos ahora a la cuarta canción del álbum y su quinto single, Dare ni Datte Cinderella Story. Esta canción me gusta porque mantiene en ella la energía despierta que en Party hemos iniciado, aunque muchísimo menos potente que dicha pista y sin nada que ver la una con la otra.

La verdad es que está pista me parece bonita en general, con una energía suave y dulce que se hace muy agradable a la escucha, contando esa historia que, aunque no sepas qué dice sientes que la entiendes y la propia canción te guía por un guión que se va sucediendo con suavidad, con esa narrador que te mete al completo en ella. Con esta idea, Katahira Rina vuelve a coronarse a la perfección en esta canción y juega de maravilla con su voz, sin romperla demasiado, mas sabiendo cuándo darle su vuelta.

Instrumentalmente nos encontramos ante una canción con más elementos que la conforman, pero sin llegar a la amalgama de elementos que se sienten en Party, dando lugar a esta canción suave y pacífica que se va pasando y que aporta cuatro minutos entretenidos en los que perderte sin aburrirte, sin cansarte y sin aborrecerla. Es una canción bien medida, bien cortada con sus estribillos y sabiendo elegir muy bien el momento de los elementos para darle su unidad y disfrute a la base. 

En general, de nuevo todos los elementos vuelven a estar bien ligados para conseguir una canción entretenida que se hace muy agradable al oído.

05. Love Takes Time, Mito (Clammbon) (ミト (クラムボン)

Pasamos ahora a Love Takes Time y retomamos el sonido de las dos primeras pistas del álbum, sobre todo de Daremo ga, con un inicio suave y acompañado de voz e instrumentalidad sutil para ir dando paso a una energía más viva. 

Aunque esta canción no me disgusta, pues tiene ese toque de Rina que le da muchísima vida a sus canciones, es cierto que es una pista que no la recibo tan bien como las anteriores. Es verdad que disfruto muy bien la voz e interpretación de Rina y esa instrumentalidad -de nuevo- suave que sabe hacerte viajar por la canción de forma pausada, sin aburrir, pero le falta atraparme aún más como para que quiera escucharla de nuevo, algo que por el momento no consigue. 

En general, este Love Takes Time está bien, se deja disfrutar y en el álbum tiene esa posición de contraste para lo siguiente que nos pueda llegar, dando lugar a una calma total tras la energía potente, la siguiente de energía más calmada y ahora calma total. Tenemos un álbum largo y hay que jugar muy bien con los contrastes, por lo que entiendo su posición y juego en el conjunto, pero como oyente no me termina de llegar. 

06. Anokoro, Watashitachi wa (あの頃、わたしたちは)

Le toca el turno a Anokoro, Watashitachi wa, la sexta canción del álbum y llegando ya al ecuador del mismo, donde Katahira Rina se vuelve a lucir con una preciosísima interpretación vocal acompañada de guitarra principalmente. Y aquí ya, con esta canción ya hay que tener muy claro de qué es capaz la artista, qué sabe hacer, dónde le gusta estar y cuál es su espacio musical. Ella transmite muy bien con pocos elementos instrumentales, sabe llegar bien así y recurre a ella siempre que es posible para deleitar con canciones como esta.

Es una canción simple, de guitarra y con sonido ambiente de fondo como base, poco más. Y ya con eso Rina hace una canción interior, que sabe llegarme por completo para dejarme llevar, para cerrar los ojos, olvidarme de mi mundo y perderme entre mis pensamientos, nada más.

Y no puedo decir nada más, pues es una pista tan interna, es una canción que está hecha para que cada uno la perciba como mejor lo considere y por eso yo no puedo decir mucho más de ella. Aunque no sea la mejor de su género, disfrutadla. 

07. Fune Kogu Hito (舟漕ぐ人), Sunaga Kazuhiro (須長和広)

¡Y ya estamos en el ecuador del álbum! Fune Kogu Hito es una pista que sigue el corte de la segunda y quinta pista del álbum, con ese corte balada y acompañada de pocos elementos, mas aún así en esta ocasión la pista me entra muchísimo mejor que Love Takes Time.

Nos encontramos ante una canción de casi cinco minutos y quizá es por ese ritmo de la batería, pero para mí esta canción tiene más viveza y aunque ya hemos visto que aquí las canciones no están nada recargadas, no se siente apagada, sino que tiene más vida en su energía. Instrumentalmente añadiría que me encanta el juego que en ciertas partes tiene el piano con la batería, que en uno de los momentos de la pista se unen y dan un contraste que es bastante disfrutable. En este Fune Kogu Hito la instrumentalidad es sencilla y suave, acompañando a la perfección a una Rina que vuelve a estar muy a la altura. 

Una nueva canción de corte suave y que sigue en la línea de lo que a Katahira Rina le gusta y se le da bien, sabiendo desenvolverse a la perfección y dando lugar a una canción con sentimiento, poco más puedo añadir.

08. Starter (スターター), Ishizaki Hikari (石崎光)

Le toca el turno a Starter, donde la energía sube tras varias canciones de corte lento y se agradece, aunque debo admitir que las canciones de Rina no están hechas para dormir y que a mí no me aburren ni se me hacen densas en absoluto. 

Nos encontramos ante una pista con una energía que inicialmente se muestra tímida, pero la cual luego se hace notar bien. Lo mejor para mí de esta canción es el contraste rockero de la base instrumental con la voz calmada de Katahira Rina, que dan lugar a un juego que se hace bastante disfrutable y logra entrar a la primera. 

La verdad es que más allá de lo comentado en el párrafo anterior me quedan pocas cosas que resaltar. Starter es una canción entretenida, pero que tampoco tiene un sello que la haga destacar demasiado o que después de escucharla vaya a quedarme con ella para escucharla en un futuro. Cuando escuche el álbum al completo la recordaré -y a ese pitido que es entretenido cuanto menos-, no obstante fuera de él se me quedará por el cajón y dudo que la recuerde. No es una canción mala, pero no destaca.

09. Otona ni Narenakute (大人になれなくて), cinema staff


Pasamos ahora a la pista junto a cinema staff, otro grupo que conozco y que me gusta, por lo que las ganas también son bastante altas para ver qué pueden hacer ambos juntos. Y desde ya puedo decir que no decepcionan.

Otona ni Narenakute es una canción con fuerza donde se nota el rock y se disfruta, alejándose de la línea que Rina utiliza y con una composición más cíclica en cuanto a rupturas rítmicas, donde apenas hay grandes cambios estructurales a medida que va pasando la canción. Me gusta y se me hace agradable la base instrumental, permitiéndome disfrutar de un nuevo registro en el álbum, donde puedo gozar de un ritmo vivo, pero sin llegar a la locura -como en Party

Esta novena canción es una pista viva en cuanto a base instrumental, cuyo contraste se basa en la interpretación vocal, donde la artista toma un tono cansado, monótono que rompe con la energía de la propia canción. Es algo que se agradece y que si se lleva bien puede estar bastante bien, mas debo admitir que aquí este Otona ni Narenakute no tiene el mismo aguante que canciones anteriores del álbum, ya que tras unas poquitas escuchas empiezo a agotarla, algo que puede deberse a esa composición cíclica que no le permite mucha variedad y ante un álbum suave y con una composición sencilla, pero irregular consigue ahogar más que disfrutar, cosa que me apena. 

Es una pista que se deja disfrutar, que me puede llegar a gustar, mas tras unas pocas escuchas empiezo a cansarla más que a disfrutarla. 

10. Kono Namida wo Shiranai (この涙を知らない), Shimada Masanori (島田昌典)


Empieza a sentirse el final y llegamos a la canción que dio título al sexto single de la artista, Kono Namida wo Shiranai, el cual fue mi primera opinión [aquí] y lanzamiento que consiguió atraparme al final

Releyendo mi entrada de entonces creo que en mí no se ha producido ningún cambio ante la canción, admitiendo que hacía tiempo que no la escuchaba por lo que reencontrarme con ella ha sido bastante positivo y aunque de forma más segura creo que todo lo que debía comentar lo hice en su día, por lo que añadir algo más sería repetirme y escribir sin decir nada, así que os enlazo allí y si estáis interesados os dejo con esa opinión para leer.

11. BAD GIRL, Kameda Seiji (亀田誠治)

Llegamos a BAD GIRL y no sabéis las ganas que me han dado de subirme al escritorio, coger un megáfono y gritar a todas las chicas que se alcen. Ha sido como un acto reflejo ante la potencia de esta undécima pista, la cual me encanta y me hace moverme sin control casi. 

Inicialmente parece que nos vamos a topar con una canción con temática del oeste al completo, pero poco a poco se va alejando de esa sensación completa y con algún destello del mismo al final parece que es más una canción del tono El Bar Coyote -es una película súper bonita, la recomiendo- y da ganas de subirse a una barra para bailar y reírse de todo.

La base instrumental de esta canción es súper animada y enérgica durante toda la pista, de principio a fin, y la verdad es que contrasta a la perfección con todo lo que he escuchado hasta el momento. Son canciones claves que rompen con todo lo escuchado anteriormente y son un turbo de dinamismo que se agradecen muchísimo. Además, la interpretación de Rina es maravillosa. Me encanta con trabaja aquí la voz, como se adapta a la potencia de la canción y como se nota que disfruta con todos esos juegos que hace, sobre todo en esa forma de alargar algunas vocales. Genial, me encanta como aquí ha actuado Rina.

Es una canción divertida, que se hace conmigo y hasta consigue que me mueva por ese buen rollo que demuestra, además de romper con las canciones anteriores. Es cierto que no es una canción que se marque a fuego, pero es entretenida y se queda visible en el cajón.

12. Kemutai (煙たい), Ishizaki Hikari (石崎光)


Estamos llegando al final y la segunda parte del cuarto single de Katahira hace acto de presencia, rompiendo de nuevo con la energía que BAD GIRL deja en una para pasar a una pista más lenta que la anterior, pero no cayendo en lo visto en baladas anteriores. Kemutai estaría en la misma línea que Daremo ga, por ejemplo.

La verdad es que Kemutai es una canción disfrutable durante las primeras escuchas, no obstante admito que tiene partes que para mi gusto son demasiado densas y sinceramente, me resta ciertos puntos para dedicarme una vez más a la propia canción, que realmente me gusta en alguno de sus aspectos, sobre todos relacionados con la interpretación vocal de la artista. Aún así hay que admitir que tiene toques que hasta el momento no se había escuchado, como esa parte hablaba de la canción que, aunque sea leve, le añade un toque disfrutable a la propia pista.

En general es una canción que ni me encanta ni me disgusta, por lo que podría decirse que me deja ciertamente indiferente y que, igual que me pasó con Love Takes Time, no será una canción que busque en el futuro por sí sola, sin embargo sé que la disfrutaré cuando suene en el conjunto del álbum sin agotarla tras varias escuchas seguidas.

13. Saikō no Shiuchi (最高の仕打ち), Anno Yuta (安野勇太) (HAWAIIAN6, The Yasuno N°5 Group)


Estamos ya en la penúltima canción del álbum, Saikō no Shiuchi, protagonista del título del propio álbum. Con ella volvemos a tener a Katahira Rina como protagonista y acompañada de su fiel guitarra, dándonos un espectáculo digno de disfrute, aunque debo admitir que aunque disfruto de esta canción y que me gusta muchísimo la interpretación de Rina, con sus ruputuras en la voz, la sexta canción del álbum, Anokoro, Watashitachi wa, me gusta más, de alguna forma se hace más conmigo que esta penúltima canción del álbum.

Pero no voy a quitarle méritos a la composición de esta canción, que es más intensa y sincera que la otra que menciono por esos detalles en la voz que he mencionado con anterioridad. La verdad es que es una canción muy bonita, de seis minutos de duración que no los parece, pues está grabada como si fuera un completo directo consiguiendo ese realismo que quiere al final consigue que quiera escucharla una y otra vez para disfrutar de esa voz tan real, sin filtros.

Es una canción muy bonita y que da gusto disfrutar, por lo que no os asuste el que dure seis minutos y sus elementos sean voz y guitarra porque de verdad que es una canción preciosa.

14. Sonna Fū ni Aisuru Koto ga Dekiru? (そんなふうに愛することができる?), Babi

Y llegamos al punto final de este segundo álbum de la cantante. Sonna Fū ni Aisuru Koto ga Dekiru? es la canción elegida para cerrar este segundo largo y desde ya puedo decir que es una canción preciosísima, de las que a mí más me gusta. 

Nos topamos de nuevo ante una canción de corte lento, mas en esta ocasión la canción te atrapa gracias a esos leves golpes suaves que nos encontramos en algunas partes, a esas gotas que de vez en cuando van sonando, a esa guitarra lejana y a todos esos elementos que nos van guiando, que van apareciendo y desapareciendo a su gusto, mientras la voz nos va guiando por ese mundo en el que me voy sumergiendo más y más, olvidándome de todo y dejando que la canción me haga viajar por mis pensamientos.

Sonna Fū ni Aisuru Koto ga Dekiru? es una pista muy bonita, bien trabajada, sin apenas contrastes en su energía, no obstante, tiene esos elementos de fondo que saben guiar muy bien durante sus cinco minutos para que el oyente no abandone en ningún momento. Esta última canción es una pista de sutilezas, de detalles, de atención y de dejarte llevar, la cual me parece maravillosa para cerrar este álbum.




Conclusión: 

Después de haberme dejado llevar por completo durante el transcurso de este álbum tengo que decir que Katahira Rina y todos la que la acompañaron para crear este Saikō no Shiuchi hicieron un trabajo maravilloso. Es cierto que al principio me asusté al ver tantas canciones, pues hay que tener cuidado ya que vivimos en una realidad en la que se valora la rapidez y no siempre se puede aguantar una hora y poco de mi tiempo para escuchar un álbum, pero si tienes la paciencia y el tiempo, te recomiendo muchísimo este segundo álbum de Rina, el cual tiene verdaderas joyas escondidas.

Es un álbum pausado, de corte lento en general, mas sabe trabajar las energías y sabe cuándo añadir un corte brusco o cómo situar las canciones para que las energías vayan fluyendo entre ellas. Es un álbum pensado, meditado y elegido con cabeza, dando como resultado que pese a esa suavidad, esa lentitud, tengamos un álbum súper cuidado para deleitarnos siempre que lo escuchemos.

Así que yo ni lo dudo y sí, buscad un hora de vuestro tiempo y si Katahira Rina se adapta a vuestro gusto dedicádsela porque merece muchísimo la pena. 



Y por mi parte cierro esta primera opinión pendiente del 2019 con los enlaces de compra por si, en el caso de gustaros, queréis y podéis apoyar a la cantante:


01. Edición regular: CDJapan | YesAsia
02. Edición limitada: CDJapan | YesAsia*

* Por el momento no me llevo ningún tipo de comisión para mis compras en la página si compráis el artículo a través del enlace puesto. Y tampoco me hago responsable de las compras que cada uno pueda llevar a cabo desde los enlaces adjuntados.   
** Información extraida de la página especial dedicada al álbum, aquí.

Quizá te guste...

0 Comments

Por favor, siéntete libre de dejar tu comentario, pero siempre de manera respetuosa. Tu opinión será bienvenida. ¡Saludos!