PRISM - Yasuda Rei (安田レイ) [03.02.2016]

por - 22:26


¡Hola a todos otro día más! Aquí estoy de vuelta con una nueva opinión pendiente, que ya tocaba después de empezar a asentar la nueva sección del blog y de dar paso a las noticias más relevantes que, para mí, merecen estar en el blog -aunque la primera fuera tan triste. Con todo ello, borramos de la lista de pendientes uno de los lanzamientos de Yasuda Rei, la protagonista de hoy.

Así que con esta presentación vamos a hablar un poquito de PRISM, el segundo álbum de estudio -y último- que Yasuda Rei ha lanzado hasta el momento y que vio la luz el pasado 03 de febrero de 2016. Aún así, este no fue el último lanzamiento que lanzó durante ese año, ya que un single más le siguió y un single digital fue quien lo cerró. Después de eso Yasuda Rei ha ido lanzando un single por año, siendo el último blooming, el cual saldrá a la venta el próximo 27 de febrero de este año. 

Así que con esta breve introducción -cuyas deberían ser siempre así- os dejo a continuación con la información del álbum y después con mi opinión, a la que le tengo muchísimas ganas.

Información sobre el álbum: 

PRISM se lanzó a la venta en dos ediciones diferentes, una edición regular compuesta por su CD y una edición limitada, compuesta por CD+DVD. 

En ambas se incluyó el total de 14 pistas, de las cuales sólo cuatro son completamente nuevas, ya que en él incluyó los tres singles -casi al completo- que lanzó entre su primer álbum, Will, y éste, Koi Uta, Tweedia y Ashitairo, todos ellos comentados en el blog en su día (si pulsáis sobre los nombres os llevarán a mis opiniones de entonces).

01. Edición regular (SECL-1843)


01. Just for you
02. Koi Uta (恋詩)
03. Ashitairo (あしたいろ)
04. Tweedia
05. You're the one
06. sweet home
07. Lots of Love
08. Mirror -acoustic ver-
09. Signal (シグナル)
10. Supercar
11. My way, My life
12. Kirameki moonlight (キラメキmoonlight)
13. 1AM
14. Ashitairo -acoustic ver- (あしたいろ)
02. Edición limitada (SECL-1841-18472)

-CD-
01. Just for you
02. Koi Uta (恋詩)
03. Ashitairo (あしたいろ)
04. Tweedia
05. You're the one
06. sweet home
07. Lots of Love
08. Mirror -acoustic ver-
09. Signal (シグナル)
10. Supercar
11. My way, My life
12. Kirameki moonlight (キラメキmoonlight)
13. 1AM
14. Ashitairo -acoustic ver- (あしたいろ)

-DVD- 
01. MV de Koi Uta (恋詩) 
02. MV de Tweedia 
03. MV de Ashitairo (あしたいろ) 
04. MV de Just for you 
05. Behind the scenes of "PRISM" Photo Session
Después de la información del álbum paso a dejaros con un pequeño vídeo promocional en el que se puede escuchar una pequeña parte de cada canción que compone este segundo largo de Yasuda Rei, pudiendo así haceros una idea de cuál es el sonido de este PRISM


Y con esto paso ya a comentar canción por canción este lanzamiento protagonista de hoy.

Opinión personal: 

Ya era hora, ¿verdad? Después de tanto tiempo ya era hora de recuperar a Yasuda Rei, la cual tiene su carrera en un tono mucho más lento que inicialmente, aunque lo llego a agradecer si con ello se permite trabajar con mimo sus nuevas creaciones. No obstante, debo admitir que el hecho de que este largo sólo tenga como inéditas cuatro canciones -de catorce- no me termina de gustar del todo, pues realmente, sabiendo que los singles anteriores los había comentado... Este álbum está comentado en un 80%, y eso no me motiva del todo. Mas debo y quiero y como últimamente estoy tan motivada con mis opiniones no voy a liarme más, por lo que me lanzo a ella de cabeza, canción por canción, como me gusta a mí.

01. Just for you 

Abrimos este álbum con el primer b-side que acompañó a su quinto single, Koi Uta. Como hago siempre que hago una opinión repaso mi comentario anterior para ver si a día de hoy sigo estando de acuerdo con ella, pues con este Just for you tengo que decir que la idea general de la canción la comparto, ya que me sigue gustando mucho el contraste entre ese inicio pausado con su estribillo, cuyo rompe con esa instrumental inicial aunque debo añadir que el cambio de energía en esta canción es bastante gradual hasta llegar al estribillo y no me es tan cortante como daba a entender en mi primera opinión.

En general la canción me sigue pareciendo que está bien trabajada, con un buen hilo conductor y buenos detalles que me mantienen atenta a la canción, consiguiendo que el tiempo pase y no me aburra a la primera de la pista. Además, Yasuda Rei me parece que está a la altura y que sabe adaptarse muy bien al estilo instrumental, dando lugar a una canción bien llevaba y con sus elementos bien guionizados.

El tiempo ha pasado y la verdad es que esta canción no entraría a día de hoy en mi reproductor, pero porque ahora busco otras cosas y este Just for you no está a la altura de lo que necesito para disfrutar de los pocos momentos que tengo para escuchar música. Es una canción que me ha traído muy buenos recuerdos de golpe, pues admito que hacía mucho que no la escuchaba y aunque para mí no ha envejecido mal, no es ahora una canción a la que vaya a acudir cuando quiera escuchar algo pop y que busque hacerte mover de manera fácil, pues a día de hoy no tiene ese efecto en mí.

02. Koi Uta (恋詩) 


Pasamos ahora a la pista protagonista del que fue su quinto single, Koi Uta, una canción que me gustó la primera vez que la escuché y con la que me encuentro de nuevo hoy. Ha pasado tiempo desde la última vez que me dediqué a esta versión de Rei -la original es de Ikimonogakari- y algo bien tuvieron que hacer para que después de tanto tiempo responda tan bien a esta segunda pista del álbum. 

El inicio, que nos lleva a disfrutar de un maravilloso espectáculo, me maravilla al completo. Esa energía viva y pausada consigue que me mantenga atenta en todo momento, disfrutando de todos los elementos que se van pasando por sus cuatro minutos, siendo los que consiguen que la pista vaya sucediéndose sin agotarse en ningún momento. Además, Yasuda Rei me parece que está muy a la altura de la propia canción con esa interpretación suave, pero sin olvidar esos leves juegos que se adaptan a la fuerza y momento de la pista.

En definitiva, ha pasado el tiempo y volver a escucharla después de tanto me ha traído sensaciones que había dejado dormidas en mí. Un gusto dedicarme a una pista que parece más sencilla de lo que es con todos esos elementos que entre ellos se van hilando. 

Y si queréis leer la primera crítica de la pista aquí os la dejo.

03. Ashitairo (あしたいろ) 


El no haber escuchado a Yasuda Rei desde hace tiempo no ha sido por nada especial, sino más bien por mi falta de tiempo y porque -quieras o no- van entrando nuevos artistas que te llaman más la atención o según el momento te llegan de forma más profunda. Por eso no entiendo qué me llevó a dejar de lado a Ashitairo, pues vuelvo a escucharla ahora y creo que esta canción debería estar siempre en mi lista de reproducción, ya que como dije en su día: Es una pista de compañía en días de duda. Y añado que también lo es para cuando no quiera pensar en nada más y sólo quiera tener una canción tan cálida como lo es la protagonista del que fue su séptimo single. 

Mientras la escuchaba de nuevo por primera vez y antes de escribir nada ahora me he pasado por mi primera opinión y creo que en ella describí muy a la altura qué era esta canción para mí, pues creo que aquel día estaba completamente receptiva y sabía encontrar las palabras para hablar sobre este Ashitairo, por lo que si escribo algo más, si me pongo a escribir algo nuevo, ensuciaría lo que escribí de forma tan sincera. Por eso he dedicido dar una opinión resumida y dejaros aquí mi primera opinión por si queréis extender la idea de cómo es esta canción al completo. 

En definitiva nos encontramos ante una pista lenta, suave y muy bien guiada, con unos cortes de ritmos que se llevan sobre todo en los estribillos, mas sin romper en ningún momento el sentimiento tan de paz, de calma y abrazo que me transmite. Además, podemos disfrutar de una Yasuda Rei maravillosa, interpretando a la maravilla esta tercera pista del álbum.

Una canción preciosa y que me niego a olvidar de nuevo.

04. Tweedia 


Le toca el turno a la canción que presidió el sexto single de Yasuda Rei, Tweedia. Creo que es la primera canción con la que he cambiado de opinión al leer la primera que escribí, pues a día de hoy no es una pista que me transmita tanto ni es una pista que consiga hacerme cambiar de estado tras escucharla, sinceramente, sino que ahora esta cuarta canción del álbum me deja ciertamente indiferente. Me trae buenos recuerdos, pero más allá de eso no es una canción que ahora mismo me esté haciendo reaccionar como sí lo han hecho canciones ya escuchadas en el álbum.

Eso no quiere decir que la canción sea mala o que por ello la considere mal llevada, sino que mi situación y mi yo ha cambiado y por lo tanto esta canción ya no me transmite lo mismo que entonces. Eso sí, debo admitir que me gusta mucho ciertos elementos instrumentales que contiene, como ese pequeño repiqueteo de cuerda que se escucha de fondo en algunos momentos o esa continuada percusión que está durante casi toda la canción. Me gusta lo que le aportan a la propia canción en sí, aunque la percusión puede agotar de más si le dedicas atención durante todo el curso de la propia canción.

En general, Tweedia, es una canción bastante cíclica, con un esquema sencillo, pero dotado del suficiente juego instrumental como para que no se agote de primeras. Para mí, la voz de Rei y los coros son los que le dan el dinamismo necesario para que los cuatro minutos y poco de canción no se hagan cada vez más y más pesados. Ella hace un gran trabajo interpretativo y la verdad es que me gusta mucho como guía toda la canción en sí.

05. You're the one 

You're the one es la primera canción inédita que nos encontramos en este PRISM y nos encontramos ante una pista pop calmada, pues aunque tiene ese punto de energía es verdad que para mí no es una canción con tanta viveza como para considerarla una pista pop que consiga hacerme mover siquiera.

Debo decir que esta canción no me gusta, pero no lo hace por un pequeño detalle que si en la pista anterior resaltaba aquí me provoca total rechazo: ese arpa que encontramos durante toda la canción con ese sonido dinámico. No me gusta y me taladra demasiado, hasta el punto de que el resto de elementos se me quedan completamente opacados y sólo por no tener que escucharlo de nuevo quiero dejar de escuchar esta quinta canción del álbum. Además, no me parece una canción bien equilibrada, pues para mí la voz de Yasuda está demasiado ahogada por el resto de los elementos instrumentales y al final tengo la sensación de estar escuchando una versión instrumental en su totalidad.

Es una pena, pues la verdad es que este You're the one me pierde tras cada escucha y sólo consigo disfrutarla cuando la voz de Rei no está abrumada por tanto elemento instrumental, que lo único que consiguen es que desde casi en su inicio sólo escuche una amalgama de elementos que me nublan la mente mientras la escucho. No es una canción que disfrute en absoluto y ya sabéis lo que me apena estas cosas.

06. sweet home 

sweet home, la última canción que compuso Tweedia en su día, ha llegado para salvarme, pues de verdad que la canción anterior me tenía completamente enloquecida y con la sensación de haber estado escuchando muchísimo rock duro de golpe, por lo que esta sexta canción del single me relaja. Y mucho. Y muy bien. Es como caer de pronto en una camita súper blandita para dejarme llevar por completo por el mundo que aquí Rei interpreta -de forma maravillosa y muy bien adaptada. 

De corte mucho más lento que en la pista anterior, sweet home es una pista dulce que se deja disfrutar a la perfección. Ese piano, con esos violines, ese xilófono y efectos varios de sonido envuelven a la perfección a la voz de Yasuda hasta que se rompe con pequeños añadidos instrumentales y vocales, consiguiendo esa transcisión entre las diferentes partes que componen esta pista.

sweet home es una canción muy bonita, dulce, suave y muy disfrutable. Es de estas canciones que te pones de fondo, tumbada en la cama -por ejemplo- y te dejas llevar por la suavidad de la misma. Sin más.

07. Lots of Love 

Y con Lots of Love llegamos a la mitad de est PRISM. El segundo b-side que acompañaba a su Ashitairo rompe por completo con el estado en el que la pista anterior nos deja y nos transporta directamente a un mundo de color y diversión. 

Como ya comenté en su día esta canción es perfecta para la época veraniega, pues tiene tan buen rollo y una energía tan positiva que usarla de fondo mientras vas creando nuevos recuerdos es una completa maravilla. Lots of Love es una canción de pop casual, bien interpretada y sin muchas pretensiones, pues si consigue que te lo pases bien y disfrutes de sus casi cuatros minutos creo que se dará por satisfecha.

Una canción pasable que se deja disfrutar cuando te dedicas a ella y la verdad es que, tal y como comentaba anteriormente, cambia por completo mi estado y consigue que esa energía positiva, ese color, se haga conmigo y creo que sólo por eso ya me merece la pena. 

08. Mirror -acoustic ver-

Llegamos ahora a la versión acústica de Mirror, una de mis canciones favoritas de Rei, y debo decir ya que me encanta esta versión de la pista, aunque en realidad casi todas las versiones acústicas me suelen gustar ya que tienen una esencia, un toque más intenso, más dramático -no en el sentido negativo- y eso a mí siempre me gusta mucho. 

Un acústico a guitarra en su mayoría y al que se le añade posteriormente un piano deleita por completo mis oídos. La verdad es que no puedo añadir mucho de esta versión, pues mantiene la esencia de la pista original -incluso llevan a cabo los cortes de estribillo- y consiguen que la canción entre en mí y me haga disfrutar al completo. Yasuda Rei está a la altura y la verdad es que su voz está muy adaptada a la nueva necesidad lenta de la versión. Muy bien trabajada.

09.  Signal (シグナル) 

Llegamos a otra de las pistas inéditas del álbum, Signal, una canción con elementos electro que la dotan de ser bailable y de dar nuevo contraste a la propia composición del álbum. 

La composición de la canción es viva, con esos elementos que se repiten entre sí para darle el dinamismo a la misma y que, además, cuenta con esos cortes en el estribillo que permiten que la pista se vaya sucediendo sin ser pesada en sus primeras escuchas. Además, Yasuda Rei hace un buen trabajo y para mí se adapta muy bien a la energía de la pista, sabiendo guiarla de forma decente. 

Admito que Signal no me apasiona y que la verdad es que no me hace moverme en absoluto, pero tampoco me disgusta. Está ahí y se deja escuchar, pero sé que no es una canción a la que vaya a recurrir en el futuro y tampoco que vaya a recordar una vez pase a la siguiente pista. Se deja escuchar, pero poco más para mí.

10. Supercar 

Supercar también es una canción inédita del álbum y... No sé qué decir, pues ese inicio con esos efectos -los cuales repite posteriormente en menor medida- y la propia composición repetitiva saturada de los mismos elementos electro me dejan un poco extraña. Conozco el estilo de Rei, pero debo admitir que esta décima canción del álbum no me convence apenas. 

Instrumentalmente me satura y eso que llevo pocas escuchas, pero esa percusión absorbe a la voz y aunque me gusta como interpreta Rei la instrumentalidad, para mí, no le hace ningún favor a pesar de tener algunas partes que se me hacen disfrutables. La verdad es que entiendo un poco el sentido de romper con esos efectos que tiene la canción, no obstante, a mí no me gustan y me distraen más que engancharme. 

Dudo que escuche Supercar de forma voluntaria, no obstante, destaco que tiene una buena línea de composición con esos cortes en el estribillo y la interpretación de Rei, pero no es suficiente como para que esta canción me enganche en lo más mínimo. 

11. My way, My life 

Llegamos a My way, My life, una canción con la que me siento igual que en la primera vez que la escuché. No obstante, con esta undécima canción del álbum y perteneciente a su single Koi Uta, no me siento atraída en absoluto cuando da comienzo, pues me da la sensación de que va a ser una balada demasiado densa, mas si tienes paciencia te das cuenta de que eso no es así y que según va avanzando la pista la misma va cogiendo más y más fuerza, siendo esto lo que más me atrapa de este My way, My life.

Yasuda Rei hace un muy buen trabajo vocal al conseguir adaptarse a la perfección a cada cambio de intensidad que se va sucediendo durante la pista, guiando y siendo guiada muy bien por una instrumentalidad que en términos generales me parece muy adecuada, pues no me parece ni que esté demasiado abarrotada ni demasiado vacía. Usa los instrumentos adecuados en el momento adecuado para que la propia transición de la canción sea fluída y muy disfrutable. Además, añado que me encanta la parte final, cuya parece que vamos a iniciarnos en otra canción.

Admito que después de tanto tiempo me siento mucho más receptiva a esta canción y me ha entrado muchísimo mejor que en su día, cuando opiné sobre el single en el que se encontraba. 

12. Kirameki moonlight (キラメキmoonlight) 

Estamos rozando el final del álbum y nos topamos con Kirameki moonlight, otra canción con elementos electro que van a intentar animarnos la noche. Debo admitir que en esta ocasión las inéditas del álbum me han dejado más indiferente que otra cosa, mas en esta ocasión es que hay momentos en los que enloquezco, literal.

Sinceramente, de la pista destaco la voz e interpretación de Rei y algún que otro momento instrumental, cuando esos añadidos electrónicos no aparecen, y poco más. La verdad es que esta canción no me gusta y es porque me ha ido perdiendo según la propia pista se iba sucediendo, cuando esa línea electrónica no ha desaparecido casi y ha sido más protagonista que otra cosa. Podría haber salido una canción interesante -como con Supercar- pero esos elementos electrónicos son tan recargados para mí que me veo incapaz de dedicarme a ella más de tres o cuatros veces seguidas. 

El estribillo es la única parte de la canción que me gusta que rompe con el estilo general de la pista en sí, mas en términos generales no me termina de convencer esta canción. Una pena.

13. 1AM 

Gracias 1AM por aparecer. El primer b-side de Ashitairo hace acto de presencia y me salva la cordura después de lo escuchado en la canción anterior. Una canción con dos energías que se van dando paso la una a la otra a placer para dar lugar a esta canción que, siendo sincera, no me disgusta en absoluto, pero tampoco me apasiona. 

Estamos llegando al final del álbum y como suelo notar hay que hacérselo saber al oyente, así que vamos rebajando la potencia de las últimas canción para el momento de la despedida. Y aquí estamos con 1AM, una pista muy bien llevada e interpretada por Rei con una instrumentalidad bien trabajada que, en unión, dan lugar a una pista que va sola, sin aburrir de buenas a primeras y con un dinamismo más que disfrutable. Nos encontramos con otro corte de fuerzas en el álbum y yo agradezco que después del castañazo auditivo de la pista anterior venga 1AM para relajar el ambiente.

No es una mala canción, pues se deja disfrutar, pero tampoco es una de estas canciones que se marcan dentro de una. Cuando suena se disfruta, mas no es suficiente como para ir a buscarla a voluntad.

14. Ashitairo -acoustic ver- (あしたいろ)

Y llegamos a la última canción que conforma este PRISM, la versión acústica de Ashitairo. Debo decir que desde el principio pensé que era tener cierta maldad el querer poner este acústico como punto y final. Remueve corazones y los destruye, como me pasa a mí. Debo admitir que esta versión me encanta y me hace ponerme muy sensible, y más si intentas ahogar ciertas cosas con una canción que te ayude a limpiar el alma.

Un acústico guiado a piano sobre todo -y con violines después- y con la preciosa voz de Rei, que se luce por completo en esta versión. No hace falta hacer mucha gala de voz, sino de intención y creo que Yasuda Rei sabe transmitir a la perfección los sentimientos de esta canción. 

Es una versión preciosa y la verdad es que cerrar un álbum así lo hace por todo lo alto, pues consigue que sienta hasta cierta melancolía por terminar ya de escribir sobre él. Una preciosidad de versión, sin duda alguna. 



Conclusión: 

¡Y por fin he opinado sobre PRISM! Debo admitir que el hecho de que en su mayoría el álbum sea canciones ya conocidas no me llama en absoluto la atención, pero peor aún cuando las inéditas en ocasiones no he podido con ellas. Debo admitir que Yasuda Rei tiene un poco el título de protegida porque sé de lo que es capaz con esa voz y ese estilo que tiene y quizá por eso le perdono que este álbum haya sido tan poco innovador con lo que incluye. Eso sí, tiene su sello, sigue la estela de su estilo y eso no se puede reprochar.

Con canciones divertidas, animadas y que te cambian por completo y con pistas que te pueden llegar a romper, PRISM es un buen álbum pop que dura una hora y poco y que en su totalidad, con su contexto musical, se pasa bastante rápido al contener pistas que entre ellas se van hilando de tal forma que el dinamismo se lleva bastante bien y rápido. 

Así que si en alguna ocasión queréis escuchar algo poco mientras estáis haciendo algo este PRISM no está mal para acompañar. En mi caso, sé que le daré alguna que otra escucha de aquí al futuro.




Y como siempre, cierro esta nueva opinión con los enlaces de compra por si, en el caso de que os haya gustado, queráis y podáis, os interesa adquirir este segundo álbum de la artista:


01. Edición regular: CDJapan | YesAsia
02. Edición limitada: CDJapan | YesAsia*

* Por el momento no me llevo ningún tipo de comisión para mis compras en la página si compráis el artículo a través del enlace puesto. Y tampoco me hago responsable de las compras que cada uno pueda llevar a cabo desde los enlaces adjuntados.   
** Información extraida de la página oficial de la artista.

Quizá te guste...

0 Comments

Por favor, siéntete libre de dejar tu comentario, pero siempre de manera respetuosa. Tu opinión será bienvenida. ¡Saludos!